El vacío fabrica máscaras, la carne cuerdas.
Tristes bucles de promesas sin rumbo ni mares por donde navegar.