Esculpir la idea.

Cristóbal Belda. 2015

1

Esculpir la idea

Ya el polvo no es ruina, sino aliento,

ya lo inmortal de lo mortal se fía,

aquí paró en acierto la porfía,

y esculpió sus ideas el intento.

Gabriel Bocángel y Unzueta,

—————————————————————–

 

2

Génesis

Te he puesto en medio del mundo para que desde  allí contemples, con comodidad, todo cuanto  éste contiene. No te he hecho ni celestial ni  terrenal, ni mortal ni inmortal, para que seas tú mismo, como árbitro y honorable escultor  y modelador, quien puedas darte la mejor  forma que elijas. Podrás entonces degenerar a  la condición inferior de bruto, o podrás regenerar en la condición superior que es divina, extraída del juicio de tu ánimo.

Giovanni Pico della Mirandola, Oratio De Hominis Dignitate

—————————————————————————————-

3

“…No sólo las artes de prosistas y poetas son favorecidas por la inspiración de los dioses, que sopla sobre sus lenguas. También las manos de los escultores reciben los divinos alientos a la hora de crear sus obras, dictadas por el entusiasmo”.

Calístrato

 

 

————————————————————————————

4

No te cuides en exceso del ropaje,

de escultor, no de sastre es tu tarea,

no te olvides de que nunca más hermosa

que desnuda está la idea.

No el que un alma encarna en carne, ten presente,

no el que forma da a la idea es el poeta

sino que es el que alma encuentra tras la carne,

tras la forma encuentra idea.

Miguel de Unamuno