Estirando los cables del sueño aparecen luces blancas entre cruceros de risas y cemento.