Buscábamos lentillas de tiempo
en un río defectuoso.
Ahora sé que el brillo está en los ojos
y no en el hallazgo.

Gontzal Díez