De CERTEZAS

Crees que has escapado ileso
pero tus yemas gotean,
desbordantes de vacío.

Vas afilando tu destino
a medida que pasan los días
y me preguntas:
con cuántas brazadas
le arranqué el dolor al mar,
Como si la soledad
No se tragara migas de miedo
o desatara el alma
De algunos imposibles.

Voy a enterrar la cuerda
de un reloj en la playa.

Cuando vuelva, te respondo.

 

 

Ana Pujante

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.