El vacío fabrica máscaras, la carne cuerdas.
Tristes bucles de promesas sin rumbo ni mares por donde navegar.

Eyes full of wires that burst your hands

Estirando los cables del sueño, allí donde el combustible de la ausencia huele a líneas de neumáticos quemados

Dolores en bucle
De todas las liturgias dame la del presente continuo porque el peso de esas lágrimas no da la talla.
Mas hombre y menos madera, te regalo todos tus bucles.

Ese cuchillo llamado fragilidad
El cubierto de más quilates es capaz de partir tu cuerpo en dos mitades con la brisa que provoca tu mano antes de intentar cogerlo.