Come ventanas y yeso hasta acariciar esquinas, es allí donde empiezan las paredes.